¿Qué es el pensamiento basado en riesgos para la futura Norma ISO 9001:2015?
Nuestra metodología de trabajo para analizar los procesos considera  aspectos importantes en el desempeño de los mismos y en los resultados positivos de mejoras que se vayan a implementar: los stakeholders, las fuerzas propiciadoras del cambio en la organización, los riesgos relacionados, la arquitectura de procesos y el mapa de flujo de valor entre otros.  Precisamente uno de esos aspectos, el factor riesgo, está siendo incorporado en la nueva versión 2015 de la norma ISO 9001. Nuestro auditor líder asociado Ing. Jorge Oyaga escribió un artículo para la revista  “Calidad y Liderazgo” de Fondonorma (nov 2014). Reproduzco  parte del artículo:
«El pensamiento basado en riesgos es algo que nosotros hacemos de forma automática y a menudo lo hacemos de forma subconsciente. Por ejemplo, si estamos manejando un vehículo y vemos unas luces intermitentes adelante de nosotros,  disminuimos la velocidad del vehículo. El concepto de riesgo siempre ha estado implícito en la ISO 9001, lo que está siendo considerado ahora es escribirlo de forma explícita para desarrollar e implementar un sistema de gestión de la calidad que sea de clase mundial. Por consiguiente, el pensamiento basado en riesgos se debe tener en cuenta al levantar, diagramar los procesos y considerar los riesgos como acciones preventivas como parte de una rutina que no se debe omitir.
El riesgo es algo que se ha considerado en sentido negativo, pero el nuevo concepto puede también a identificar nuevas oportunidades, lo que puede ser considerado de forma positiva.
La referencia a las acciones preventivas ha sido reconsiderada en la “Draft International Standard” DIS 9001:2014 (la norma ISO 9001:2015 se publicará en Septiembre 2015), sin embargo el concepto de identificar las no conformidades potenciales todavía se conserva. El nuevo borrador en el capítulo 6 Planificación indica los términos de riesgo y oportunidades que pueden impactar (positivamente o negativamente) en la capacidad del sistema de gestión de la calidad para proporcionar los resultados planificados de los productos y servicios, que pueden impactar a la satisfacción del cliente y no permitir la mejora continua.
La futura norma indica que las organizaciones deben identificar las  necesidades y expectativas de las partes interesadas para lograr los resultados deseados pero también identificar los hechos que puedan generar riesgos u oportunidades que puedan impactar en los mismos resultados o en la satisfacción del cliente.«

Al incorporarse los riesgos como requisito de la norma, las organizaciones pueden implementar mecanismos o esquemas que les permitan, de forma estructurada realizar, una identificación y análisis de los riesgos, así como una cuantificación y valoración de los efectos en caso de materializarse el riesgo y las acciones que correspondan, redundando en el desempeño de los procesos y la satisfacción del cliente.